Sevilla FC, Campeón de la UEFA 2006

4.7.05

Despierta, Sevillista

Que sepan los que te miran con envidia que tu sentimiento cumple cien años. Paséate por la ciudad que te vio nacer o que te supo acoger con amor de madre. Hazlo con el orgullo que sólo tú tienes: el que da el saber que tu equipo del alma sólo tiene un nombre, el nombre de la ciudad a la que representa.


Orgulloso, sevillista. Siéntete orgulloso. No tires en el desprecio del olvido a tus mayores, a los que día a día te hicieron sentir lo que hoy sientes. No les falles a los que hoy no están porque ya se fueron. Que tu voz de sevillista suene más fuerte que el ladrido de los perros, que el aullido de los lobos, que el canto de los pájaros. Que tu voz sea la que se oiga, siempre, con un sólo nombre en los labios: Sevilla Fútbol Club.


El título que tu equipo empieza hoy a celebrar no se gana en una tanda de penaltis. Ni en una prórroga. Ni en 90 minutos de juego. Ni siquiera en una temporada. El título que hoy tu equipo empieza a celebrar tampoco lo ganan los jugadores en el campo. O mejor dicho, no sólo ellos. Este título lo ganó tu padre, y lo ganó tu abuelo, y tu madre, y tu abuela y la madre de tu abuela, y lo ganaron y lo ganan tus hermanos y tus amigos. Este título de Centenario lo ganas tú cada día, lo vienes ganando desde que el bendito sevillismo te tocó un bendito día con su bendita varita mágica.


Plancha tu camiseta, saca tu bufanda, ponte tu pin juntito al corazón.


Y di que eres sevillista.


Y ve con tu gente, con los tuyos, a donde haya que ir. A cualquier punto de Sevilla, de Andalucía, de España, del mundo entero.Haz que una sonrisa ilumine en el cielo la carita de ese hombre o de esa mujer que un día te dijo “aquí empieza tu camino de sevillista. Te lo enseño y te lo muestro, como me lo mostraron a mi otros hace tiempo y como me gustaría que tú se lo mostraras a los que vengan detrás de ti.”


Tu equipo, tu corazón, tus emociones, tus alegrías y tus penas de sevillista bueno cumplen cien años. Y tú, a partir de hoy, lo puedes celebrar. Por ti y por todos y cada uno de los tuyos que ya no podrán hacerlo.


Orgulloso de tu pasado, de tu presente y de tu futuro. Donde quiera que hoy estés, sevillista, tu mano hoy estará izando la bandera que, majestuosa y con el color de nuestra ciudad, dice que tu sentimiento y el de tus ausentes empieza a cumplir un siglo de vida. Esa bandera gigantesca ondeará al viento de Sevilla y ese viento del Guadalquivir te llevará, donde quiera que estés, aromas de tu historia, de tu niñez, voces que ya sólo tu corazón escucha, historias hermosas guardadas en el rincón de tu memoria que sólo reservas para las cosas bonitas.


Siente el pellizco de la nostalgia. Crécete con la fuerza que te dan cada uno de los cien años que llevas cincelados a golpe de sentimiento en ese pin.


Explícale a los que no saben y nunca podrán saber. Cuéntales qué es lo que te llena, qué es lo que te mueve, qué es lo que te hace sentir como sientes.Háblales de que hay cosas que nunca morirán, ni se apagarán, ni se olvidarán. Hazles saber que tú , y tu gente, tus hermanos sevillistas, os encargaréis de que eso no suceda jamás.


Clava tu mirada en lo más profundo de tu rojo corazón y dime, sevillista, dime si tú puedes ser de otro equipo.
Jesús Alvarado

|

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?