Sevilla FC, Campeón de la UEFA 2006

14.3.05

El mejor finde de lo que llevamos de año...

Efectivamente, este pasado fin de semana del 12 y 13 de Marzo ha sido, sin lugar a dudas, el mejor de lo que llevamos de 2005. Tampoco es que haya hecho nada increible o especialmente diferente a lo que pueda hacer cualquier otra semana, pero no sé, me ha gustado por encima de cualquier otro.
Nos fuimos Tere y yo a mi piso de Valdelagrana, en El Puerto de Santa María (Cádiz) a pasar allí el sábado y el domingo. Lo hemos pasado realmente bien y nos han pasado algunas cosas interesantes. Para empezar, así como quien no quiere la cosa, construimos una piscina con agua, sus colchonetas y hasta fuentecitas... en medio de la cocina!! Y es que sin quererlo, me llevé una de las llaves de paso del agua de la casa, y claro, como en las películas, empezó allí a salir agua por todos sitios, empapándome e inundando la cocina por completo. Menos mal que reaccioné todo lo a tiempo que el shock me dejaba, y cerré la llave general cuando pude... uf, vaya plan, la cocina empapada y eso que sólo acabamos de llegar. Empiezo a quitarme ropa mojada y me quedo en camiseta y con los calzoncillos boxer de superman (un regalo de reyes04), unas chanclas y el pelo empapado. Qué cromo. Menos mal que a la niña se le olvidó coger la cámara de fotos, que si no ya teníamos momento foto para una temporadita, jejeje. Una vez terminamos de descojonarnos, ella de mí y yo de mí y de la situación y mis pintas, comenzamos a intentar secarlo todo. Allí había más agua que en el sótano del Titanic, qué barbaridad. A base de toallas, fregonas y recogedores pudimos medio adecentar aquello para por fin, comernos un plato de albóndigas de bote, que por cierto me dieron gases todo el finde.
Al margen de chapuzas, inundaciones peores que la del tsunami y pintas extrañas, el resto del fin de semana fue como un sueño. De hecho, uno de los sueños más chorra que siempre tuve desde pequeño se cumplió.
Cuando yo veraneaba allí, un día por el Paseo Marítimo, ví pasear a una parejita muy mona por allí. Me llamaron especialmente la atención, ya que por allí pasean miles de parejas todos los días. Pero ellos tenían algo diferente. Es como si me hubiese visto a mí mismo de mayor. El chico que vi en aquel entonces era alto y grandote, e iba vestido con un pantalón de pana anchito, unas bambas negras y un jersey gordo de lana muy suave. Iba paseando con una chica guapísima, muy alta y con un cuerpazo. Abrazados, paseaban. Yo quería que algún día yo hiciese eso con alguna chica.
Han pasado los años y, cosas del destino, del azar o simplemente de la vida, este fin de semana pasado yo iba con unos pantalones de pana, las bambas y el jersey abrazado a una chica guapísima, muy alta y con un cuerpazo dándo un paseo por la orilla del mar. Tal y como vi a aquellos chicos años atrás. Es una chorrada, pero aquel "sueño" que siempre quise que me ocurriera, ha sucedido, y lo ha hecho superándolo con creces, ya que como digo, y gracias siempre a mi niña, este ha sido sin dudas el mejor fin de semana de lo que llevamos de año.

|

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?